jueves, 18 de junio de 2009

Trainspotting






























Película deliciosamente transgresora de principio a fin. Nada de historias con finales de redención y culpa saldada.Esta no es una película para "devotos de Moralina".Película intensa, fuerte, ruda, adictiva (como sus protagonistas). Cinematografía y música, simplemente perfectos. Cada plano y movimiento de cámara irreverente. Argot incomprensible
Película dirigida por Danny Boyle, 1996. Después de este film no ha dirigido nada de calidad ni Slumdog Millionaire (2008). Basada en la novela de Irvine Walsh, escritor adicto a los adictos y el undergroud de Glasgow.
Ninguna película a retratado como esta la adicción a la heroína. Mostrando cada detalle de su consumo. Nada se ha escapado desde los iniciados, los muertos y los "rehabilitados".
Golpe frontal a la sociedad de consumo. Golpe al "almita" burguesa. Un cine hiper independiente. con actores novatos de los 90`s; hoy conocidos por todos como Ewan McGregor.Guiños hacia otra película maldita de los 70`s: Clockwork Orange (1971, Kubrick)
Cada vez que recuerdo esta película me viene a la cabeza el tema musical de Underworld: Born Slippy Noxx y todo lo que el electrónico implicaba en aquella época. Quise recordarla porque lo merece solo por escupir a la generación yuppie que estaba establecida y "feliz"...




2 comentarios:

Asterión dijo...

Buena película. Hace poco se las puse a mis alumnos de Generales. Ojalá al menos un par de ellos la recuerden.

Oinkgasmic dijo...

Exceptuando las bromas de la caca en la cara de todos y la patada en las bolas esta pélicula es excelente, incluso me quiero leer la novela, me gustó mucho la filosofía que manejaba y la conclusión final