jueves, 11 de junio de 2009

Gran Torino




















Seguro que si me preguntaran como quisiera ser de viejo, respondería: como Walt Kowalski o como Clint Eastwood. Me seria difícil responder, ambos tienen ese espíritu original y feroz que me gusta tanto. Al final respondería que preferiría ser un gran director de cine, solo porque ha creado un personaje como kowalski.
Gran Torino es una película brillante desde el comienzo. Es curioso como un film sobre unos personajes y una realidad como esta (encuentros interraciales, odio y xenofobia), puede ser entretenido y llevadero para un espectador. Uno se pregunta como un director como este, puede hacer cada vez mejores películas, con finales llenos de interrogantes; que dejan pensando a quien los observa. Cuando parece que los personajes pueden caer en el estereotipo, Eastwood rescata a sus personajes y los pone a vivir en los peligrosos barrios americanos. En definitiva, este es un film sorpresivo, sutil, inteligente y contenido. No desiluciona y demuestra que Clint esta tan vital o mejor, como cuando actuaba en Harry el Sucio.

2 comentarios:

Yalile dijo...

sí Mr. Eastwood es tan versátil y creíble que hasta la fecha y hasta lo que yo he visto siempre su actuación deja huella...y mucho de que hablar. Es genial y uno de mis favoritos.

Asterión dijo...

Eastwood es un director muy constante, definitivamente.

Lo que me terminó de ganar en esta película fue la canción. Buenísima.